Añade tus inmuebles para alquilar/vender GRATIS
Acceso propietarios


Monday, 5 March 2012

¿Tiene derecho el arrendatario a exigir la devolución del aire acondicionado tras dejar el local en alquiler?

¿Tiene derecho el arrendatario a exigir la devolución del aire acondicionado tras dejar el local en alquiler? La Audiencia Provincial de Huesca, sentencia de 8 de febrero de 2012 considera que no.

El arrendatario solicita se declare la facultad de retirar los elementos muebles correspondientes a las máquinas de retorno e impulsión del aire acondicionado -que colocó, vigente el arrendamiento, en el local propiedad de la otra parte-; y que se condene a la demandada a retirar el material a su costa y entregarlo.

Se desestiman las peticiones por entender que:

La arrendataria no hizo uso en tiempo oportuno de la facultad de retirar las mejoras reconocida al usufructuario en el artículo 487 del Código civil (al que se remite su artículo 1573, conforme a la aplicación supletoria recogida en el artículo 4.3 de la Ley de Arrendamientos Urbanos de 1994 ), es decir, antes de devolver la posesión del local a la arrendadora.

El citado artículo 487 no autoriza a retirar mejoras, como la instalación de que hablamos, después de la pérdida de la posesión merced a la resolución de mutuo acuerdo del contrato de arrendamiento, ni mucho menos hasta el punto de imponer a la adversa la carga de retirar el material a su costa y de entregarlo a la hoy apelante.

El contrato de arrendamiento cuando se refiere a la devolución del local tras la extinción del contrato por cualquier causa, que el arrendatario cumplirá con devolver el local en las condiciones y estado que se encuentre “en dicho momento”. Precisamente, cuando se acordó resolver voluntariamente el contrato, la instalación de aire acondicionado seguía en el local; y el pacto suscrito por los litigantes para la resolución del contrato de arrendamiento no hace ninguna salvedad sobre ese extremo.

Además, la retirada de las máquinas y demás elementos del aire acondicionado no sería inocua ni gratuita, sino que implicaría, como informa el perito de la demandada, y partiendo de que la preinstalación solo sirve para ese concreto modelo de aire acondicionado un coste de 2.735 euros más IVA; y no vemos razones jurídicas para imponer esa actividad y gasto a la demandada, ni tampoco para que -ya sin ninguna garantía- sea la demandada la autorizada a entrar nuevamente al local y a efectuar toda la actividad aludida para la retirada del aire acondicionado.

Por último tampoco tiene derecho a recibir una indemnización por el valor actualizado de la instalación de aire acondicionado, de acuerdo con todo lo expuesto y porque el repetido artículo 487 sienta expresamente el principio de no indemnizabilidad a favor del usufructuario (arrendatario en nuestro caso), como consecuencia de las mejoras realizadas, cuando utiliza la expresión “pero no tendrá por ello derecho a indemnización”.

Pedro Hernández, abogado
Blog: http://www.pedrohernandezabogado.com/
Consultas legales: 807 520 008 (1,18 €/min. desde fijo; 1,53 €/min. desde móvil)

Share