Añade tus inmuebles para alquilar/vender GRATIS
Acceso propietarios

Un pueblo en lucha

Se llama Ateca y es un pueblo aragonés en lucha. Sus 2.200 habitantes se han unido para salvar los puestos de trabajo de los 107 empleados de la fábrica de Huesitos, motor económico del pueblo. La fábrica acaba de anunciar que cierra la planta, despide al personal y se lleva la producción de Huesitos a Polonia.

‚ÄúPretenden dar un golpe a la historia y al ADN de esta villa‚ÄĚ, resume indignado el alcalde, Fernando Duce.

En diciembre de 2010 la estadounidense Kraft Foods compr√≥ la planta y despu√©s la divisi√≥n propietaria pas√≥ a llamarse Mondelez International. Un poco m√°s de dos a√Īos m√°s tarde llega el cierre. Antes no ha habido ni un ERE, ni bajadas de sueldo. Las razones no son econ√≥micas. Es por

En los √ļltimos a√Īos, Ateca ha visto cerrar una f√°brica textil y peque√Īas empresas, pero nada ha generado tanto ruido como Huesitos. El Obispo de Tarazona ha dado una nota de solidaridad con los trabajadores. Porque nada estaba tan enraizado. Y porque en este caso no es una quiebra, sino que la producci√≥n de chocolatinas se va a Polonia y la de caramelos Respiral, a Valladolid.

Un portavoz de la empresa que prefiere no ser identificado justifica el cierre sin despidos previos ni bajada de sueldo. Argumenta que eso habr√≠an sido ‚Äúmedidas coyunturales para un problema estructural‚ÄĚ: ‚ÄúLa f√°brica funciona al 29% de su capacidad y es muy dif√≠cilmente sostenible. Es inviable. Cada vez hacemos menos toneladas y en Polonia tenemos una planta que puede producir siete veces m√°s que la de Ateca‚ÄĚ. Alega que la producci√≥n cay√≥ casi un 8% en 2012 y que prev√© un 21% para este a√Īo.

El portavoz que califica el cierre como ‚Äúirreversible‚ÄĚ no ha estado en Ateca. La direcci√≥n de la planta ha sido apartada de la negociaci√≥n aunque tampoco ha dado muestras de apoyo, seg√ļn los trabajadores. Falta por negociar los detalles del cierre antes de 2014. Mondelez dice que ofrecer√° buenas condiciones: ‚ÄúNo va a ser un ERE inmediato con 20 d√≠as por a√Īo‚ÄĚ.

Pero incluso si los trabajadores pactan, el golpe para el pueblo ser√° dur√≠simo. Quien no ha trabajado all√≠ tiene familiares que lo hacen. En los bares es el tema de conversaci√≥n. En las ventanas cuelgan camisetas reivindicativas. Los comercios tienen carteles contra el cierre. En la tienda de chucher√≠as de Ana Bueno, los Huesitos son la chocolatina destacada en el estante. Cuentan que antiguamente el pueblo ol√≠a a chocolate cuando la f√°brica estaba a pleno rendimiento. Y que en los a√Īos 40, la √ļnica luz en las casas era el excedente que regalaba la planta de sus generadores.

Pilar Urbano, due√Īa del bar Goya, eleva el razonamiento. ‚ÄúEl otro d√≠a, viendo el derrumbe de la f√°brica de Bangladesh en la que se fabrica la ropa que se vende aqu√≠, me planteaba que hay que comprar producto del pa√≠s. El Huesito es de aqu√≠, hemos crecido con √©l y se lo llevan a Polonia‚ÄĚ, cuenta con algo de incredulidad.

Más información
El País: Ateca lucha por sus Huesitos

Share


Compartir esta noticia: