Añade tus inmuebles para alquilar/vender GRATIS
Acceso propietarios

Un euro, una empresa

A partir de la entrada en vigor de la ley de apoyo al emprendedor se podrá constituir una sociedad con un euro de capital social, algo que ahora no es posible con la regulación española y, sin embargo, sí funciona en otros países. Todavía se está trabajando para finalizar la redacción del texto y que se pueda poner en práctica.

España está a la cola de los países que dan facilidades para montar empresas. Concretamente es el 150 país del mundo donde es más fácil iniciar una actividad empresarial.

Ahora mismo en España necesitas 3.000 euros para crear una sociedad limitada, que es el capital mínimo exigido para su constitución. La Unión Europa, en cambio, permite la constitución de empresas con un solo euro, eso sí, con ciertas cautelas. Ha sido Bruselas quien ha insistido al Ejecutivo español para que facilite la creación de empresas.

Fuentes cercanas al proyecto han explicado a CincoDías que “se trata de facilitar la creación de empresas y que el no disponer de dinero no sea un impedimento. Por eso, se permitirá que cualquier empresario pueda ponerse en marcha con un euro y después vaya desembolsando el capital social restante poco a poco, ya que existen datos que confirman que los primeros cinco años de actividad es cuando existe más riesgo de fracaso”, explican las mismas fuentes.

Reducción de licencias administrativas

La ley también tratará de reducir todas las licencias administrativas que después hacen falta, una vez constituida la sociedad, para poder desarrollar la actividad.

La ley de unidad de mercado ha tratado ya poner cierto orden para que una misma actividad no deba ser autorizada en cada una de las 17 comunidades autónomas, pero lo cierto es que muchos expertos coinciden en que de muy poco sirve que se permita la creación de empresas online sin apenas trabas, si después la concesión de licencias se eterniza en el tiempo y es muy cara. El anteproyecto de ley apostará por la sustitución progresiva de esas licencias por meras declaraciones de responsabilidad de los nuevos empresarios. Este mecanismo, no obstante, también tiene sus peros, ya que obliga a las administraciones a poner en marcha servicios de inspección muy potentes.

Incentivos y exenciones fiscales

La futura ley también contempla dar un impulso a las entidades de capital riesgo, la sociedades de garantía recíproca e incluso prevé la creación de fondos de capital riesgo mixtos público-privados.

Además de los incentivos y exenciones fiscales que tiene previsto incluir la ley para el inicio de la actividad emprendedora, el Gobierno pretende generar un mercado de pagarés donde las pequeñas y medianas empresas puedan obtener financiación, a través de pequeñas emisiones de deuda, ahora que los canales tradicionales de crédito se encuentran todavía cerrados para la inmensa mayoría. No ha prosperado, en cambio, la idea de generar un portal administrativo controlado y regulado donde las pymes que quieran vender su negocio pudieran ofrecerse a sus potenciales compradores.

Sí parece haber gustado, y mucho, una propuesta realizada por los registradores de la propiedad. Se trata de avanzar hacia una ley de garantías mobiliarias. “Es pasar de la hipoteca inmobiliaria a la mobiliaria, donde las garantías no tienen nada que ver con viviendas, suelo o cualquier otra clase de inmueble, sino con ingresos futuros, licencias, o subvenciones, entre otros”, explican fuentes de los registradores.

Más información
Cinco Días:
El Gobierno permitirá crear empresas con un solo euro de capital social

Share


Compartir esta noticia: