Añade tus inmuebles para alquilar/vender GRATIS
Acceso propietarios

Lecciones empresariales para evitar errores

autonomoTodo empresario comete en su vida profesional errores. Y, si es buen empresario, aprende de ellos. Carmen de Pablos, directora de la C√°tedra de J√≥venes Emprendedores de la Comunidad de Madrid, y Francisco Jos√© Blanco, presidente de la Asociaci√≥n de Viveros de Empresa, los explican en su libro ‘Los cien errores del emprendimiento’. Y aqu√≠ est√°n algunos de los que m√°s se repiten:

1.- Seguir las tendencias oportunistas

Es cierto que se deben aprovechar las oportunidades, pero no cualquiera. El barrio de Salamanca es un ejemplo: José María de Salamanca y Mayol, marqués de Salamanca, construyó el barrio a las afueras de la ciudad al calor de las oportunidades inmobiliarias de la época. Estaba lleno de edificios modernos pero no logró venderlos en su totalidad y perdió grandes cantidades de dinero. Su fallo fue adelantarse a una sociedad que no estaba dispuesta a pagar por estos adelantos, y no hacer primero una prueba que le permitiera comprobar si había demanda real.

2.- Pensar que el mercado no se mueve.

Uno de los ejemplos m√°s conocidos de no cambiar atendiendo a las necesidades de los clientes es el de Henry Ford. El creador de la marca automovil√≠stica lider√≥ el mercado durante 14 a√Īos con el Ford Modelo T. Sin embargo, no asimil√≥ las exigencias de los conductores y descuid√≥ a la competencia. Crey√≥ que pod√≠a seguir haciendo lo de siempre y no se dio cuenta de que su producto estaba evolucionando y firmas como Citro√ęn y Chevrolet, que incorporaban mejoras en el motor, los accesorios y la estructura, comenzaron a hacerle sombra.

3.- No proteger recursos esenciales de tu organización.

Samira Brigu√ęch, ha montado su firma de marketing y relaciones p√ļblicas Samira & Sineb Consultores, adem√°s de una l√≠nea de moda y complementos. Ella vivi√≥ en sus propias carnes la traici√≥n de unas de sus empleadas. Le rob√≥ informaci√≥n clave de clientes para ofrecerles servicios a un precio m√°s econ√≥mico. Aunque finalmente logr√≥ salvar la mayor√≠a de la clientela explicando la situaci√≥n, reconoce que de esta experiencia aprendi√≥ que la confianza, siendo muy importante, no es incompatible con realizar una pol√≠tica de seguridad sobre tus activos m√°s estrat√©gicos.

4.- Una mala elección de los profesionales.

El ejemplo de Rusticae, la firma creada por Carlota Mateos e Isabel Llorens, evidencia la importancia de planificar la selecci√≥n del equipo de colaboradores. En sus comienzos, estas empresarias ve√≠an natural contratar s√≥lo a personas conocidas, familiares y, adem√°s, todas mujeres. Diferentes circunstancias, como siete embarazos, la salida de la firma de dos amigas o un problema por una denuncia que result√≥ falsa, las llevaron a replantearse la selecci√≥n de personal y, aunque el feeling contin√ļa siendo un criterio de peso a la hora de contratar nuevo talento, tambi√©n buscan la riqueza que aporta la diversidad de sexos y de habilidades.

5.- Mantener estructuras organizativas que generan cuellos de botella.

Para Javier Echaleku, fundador de Kuombo, una consultor√≠a de comercio electr√≥nico y m√°rketing, uno de los errores m√°s recurrentes de los que quieren crear su propio negocio es olvidarse de que emprender desemboca en convertirse en empresario. Normalmente se generan estructuras peque√Īas en las que el creador de la firma asume todas las responsabilidades. Todo tiene que pasar por √©l. Lo que crea es un cuello de botella que ralentiza los procesos y puede llegar a poner en peligro algunas operaciones empresariales. El emprendedor debe asumir que hay √°reas que debe delegar o externalizar. Tiene que verlas no como una p√©rdida de control o como un gasto, sino como una inversi√≥n.

6.- Falta de comunicación interna.

Pese a que haya muchísimo trabajo en una empresa, es importante establecer reuniones semanales o quincenales para que los distintos departamentos comuniquen qué están haciendo. Que todo el mundo sepa lo que hace el otro.

7.- Llegar tarde al mercado sin conocerlo.

Para entrar mal en un √°rea de negocio que no dominas, mejor no hacerlo. Telef√≥nica, observando las innovaciones en las redes 2.0, decidi√≥ lanzar su propia red social, Keteke, en 2008. Confi√≥ en su posici√≥n de fuerza en el mercado a trav√©s de Movistar y su red de ADSL, y realiz√≥ una inversi√≥n inicial de 10 millones de euros. El producto fue un fiasco. El error no era tecnol√≥gico, sino conceptual. Keteke no aportaba nada nuevo ni mejor de lo que ya hab√≠a en el mercado y su usabilidad tampoco era buena. Tras fuertes campa√Īas de publicidad que no funcionaron, decidieron cerrar y comprar algo ya establecido: Tuenti.

8.- Falta de control de tesorería.

Antes de emprender, hay que hacer cuentas para calcular cu√°nto dinero se necesita. No solo se necesitan inversores, tambi√©n hay que ver las f√≥rmulas de facturaci√≥n y b√ļsqueda de clientes.

Más información
Expansión: Ocho lecciones empresariales para aprender de los errores

Share


Compartir esta noticia: