Añade tus inmuebles para alquilar/vender GRATIS
Acceso propietarios

Qué hacer con la oficina alquilada cuando la crisis aprieta

Insistiendo en un tema ya tratado es habitual ver en cualquier ciudad hoy, quiz√° con mayor profusi√≥n que antes, carteles en los portales de las casas ‚Äúse alquila oficina‚ÄĚ.

Puede resultar por lo tanto interesante recordar algunas consideraciones a tener en cuenta no solo por quienes tienen previsto tomar en arriendo una oficina sino por aquello que se encuentran en grave dificultad para atender los pagos de la renta en la que tiene alquilada.

En primer lugar vale lo dicho para el alquiler de locales comerciales en cuanto a la duración, es evidente que, al no existir ya la prórroga indefinida en estos contratos, al futuro arrendatario le interesa un plazo de duración lo más largo posible al objeto de amortizar los gastos de primera instalación.

En ese sentido es interesante precaverse ante situaciones econ√≥micas adversas o poco halag√ľe√Īas mediante una cl√°usula que permita el desistimiento anticipado sin indemnizaci√≥n o con una que sea soportable.

En segundo lugar hay que subrayar que la actual LAU se√Īala: ‚ÄúCuando en la finca arrendada se ejerza una actividad empresarial o profesional, el arrendatario podr√° subarrendar la finca o ceder el contrato de arrendamiento, sin necesidad de contar con el consentimiento del arrendador‚ÄĚ.

Ello quiere decir que, salvo que se haya renunciado en contrato a esa facultad, el arrendatario de una oficina grande puede en el supuesto de que ‚Äúlas cosas no marchen bien‚ÄĚ subdividir la misma subarrend√°ndola a distintas personas para ejercer su actividad profesional en ella, con lo cual y dependiendo de su ubicaci√≥n podr√≠a hasta obtener un beneficio econ√≥mico l√≠quido.

Este subarriendo parcial solamente permitir√° al arrendador incrementar la renta en un 10%, si el arrendatario contin√ļa en la oficina y un 20% si la subarrienda en su totalidad.

Este subarriendo total o parcial ha de notificarse de forma fehaciente al arrendador en el plazo de un mes desde que aquéllos se hubieran concertado.

Todo lo expuesto es aplicable en la medida de lo posible a los alquileres de oficina vigentes en la actualidad, pactados a partir de enero de 1995, los anteriores, sujetos al TRLAU1964, no permiten la cesión ni la subrogación pero por el contrario pueden traspasarse y lo normal será que el alquiler no esté actualizado a los precios de mercado.

Pedro Hern√°ndez, abogado
Blog: http://pedrohernandezabogado.blogspot.com/
Consultas legales: 807 520 008 (1,16 ‚ā¨/min. desde fijo; 1,55 ‚ā¨/min. desde m√≥vil)

Share


Compartir esta noticia: