Añade tus inmuebles para alquilar/vender GRATIS
Acceso propietarios

Actualidad sobre el mundo empresarial


13-6-2016

Las empresas se fijan en los cincuentones

El envejecimiento de la población y alargamiento de la edad de jubilación para sostener el sistema de pensiones fuerza un cambio en la estrategia de personal de las empresas. Ahora mismo la tendencia general es prescindir de los empleados mayores de 50 años para incorporar contrataciones de jóvenes que salen más baratos. Pero en los próximos veinte años no van a haber suficientes jóvenes para cubrir las bajas por retiro y las empresas van a fijarse de nuevo en los cincuentones.

Hay compañías que ya empiezan a prepararse ante esta perspectiva según recoge El País. Alfonso Jiménez, socio director de la consultora PeopleMatters, afirma a este diario que “Europa será pionera por primera vez en su historia en management, al ser el continente más envejecido”. Aunque todavía son pocas las empresas que están reaccionando ante el cambio en la pirámide poblacional.

Gas Natural Fenosa es una de las empresas que ya se están preparando. Así lo relata a El País el director de personas de Gas Natural Fenosa, Miguel Ángel Aller. La compañía energética puso en marcha el año pasado el proyecto piloto Cuidamos la experiencia, que ya ha extendido a todo el grupo por el beneficio que ha supuesto.

Según indica Aller, ha desaparecido la pérdida anual del 30% del tiempo de trabajo por las bajas médicas en las 31 personas que se incluyeron en el plan.

La política de Gas Natural Fenosa, que entre 2016 y 2018 se trasladará a 300 empleados de entre 50 o 55 años, pretende que los trabajadores de las operaciones de campo en gas, electricidad y en el área de generación, puedan jubilarse en la empresa en otros puestos menos exigentes físicamente.

Su plan se basa en tres objetivos:

A.- Prevenir los problemas físicos (mediante chequeos médicos, fisioterapeutas…).
B.- Promover un cambio de trayectoria para extender la vida laboral (los 31 trabajadores del piloto fueron derivados tras un periodo de formación a funciones como inspectores de calidad y agentes de seguridad y de formación, en las que su conocimiento y experiencia son muy valorados).
C.- Incorporar personal joven para sustituir a los veteranos (entre este año y 2018 Gas Natural fichará a 300 personas).

Cómo es la convivencia intergeneracional

Luis Blas, de Altadis, reconoce al diario que la convivencia intergeneracional está creando conflictos en muchas empresas. Actualmente conviven cuatro generaciones en el trabajo. Los baby boomers (nacidos entre 1945 y 1964) y la generación X (1965-1981) son las más abundantes, suman las tres cuartas partes de los ocupados en España. Y los primeros, la mayoría de los inactivos y las próximas jubilaciones.

Los millennials (1982-1995) y la generación X concentran la mayor parte del paro. Y los nativos digitales (generación Z) empiezan a incorporarse al empleo. Estos últimos centraban hasta ahora la mayoría de las iniciativas de personal de las empresas. Pero hay firmas cuyos planes incluyen a todos los colectivos. Junto a Altadis o Axa, figuran Repsol, Banco Sabadell o Makro, por ejemplo.

Mercado Laboral por Generaciones

“La única alternativa viable es aprender a trabajar con los senior. Las empresas van a tener que rediseñar sus programas de formación para ocuparse de los mayores de 50, a los que hasta ahora consideraban menos motivados y no les ofrecían planes de carrera, que suelen diseñarse hasta los 40 años.

También tendrán que hacer planes de prevención de la salud e implantación de hábitos saludables, dado que las enfermedades se multiplican entre los 55 y los 67 años, así como replantearse la organización del trabajo, las funciones y las jornadas”, indica Jiménez. La implantación de estas estrategias supondrá un sobrecoste del 20% de la masa salarial de este colectivo.

Programas para incentivar al convivencia intergeneracional

Altadis y Axa ya han lanzado programas dirigidos a los veteranos orientados a la convivencia intergeneracional de la plantilla, en primer lugar, y en la prolongación de su vida laboral, en segundo.

La aseguradora francesa cuenta con 2.700 empleados en España. El 30% tiene más de 50 años.

“La edad media de la plantilla es elevada (45), necesitamos rejuvenecerla y, como lo queremos hacer sin perder talento, trabajamos con el colectivo senior.” Así lo explica Carmen Polo, directora de recursos humanos de Axa, “para que el conocimiento que atesora se transmita a la organización antes de que se jubile, de manera que forme parte del legado”.

Los pasos son los siguientes:

1.- Se identifica quiénes son los senior “guardianes del tesoro de la profesión”.

2.- La compañía desarrolla programas de:
A.- Mentoring: los mayores forman a jóvenes con potencial.
B.- Reverse mentoring: los millennials enseñan a los veteranos a digitalizarse.

También se crean herramientas colaborativas y píldoras formativas para que ese conocimiento se difunda.

Hoy participan 60 personas en el “apadrinamiento” y han pasado más de un centenar por las iniciativas de gestión del conocimiento, indica Polo. Su departamento trabaja en un modelo de remuneración diferente adaptado a los veteranos para retenerlos.

Los senior no valoran tanto las subidas de sueldo como las compensaciones en tiempo o en previsión, como las aportaciones extra a planes de pensiones o la posibilidad de desarrollar un voluntariado o una formación en el extranjero durante tres o seis meses, prosigue.

El programa de Gestión del Talento Senior de Altadis va en la misma dirección: la convivencia intergeneracional. Pretende que “la gente quiera quedarse con nosotros hasta la edad de jubilación”.

Su impulsor, Luis Blas, director de recursos humanos, se siente orgulloso de sus resultados, pues va a ser extendido al grupo Imperial Tobacco, de 40.000 empleados (Altadis tiene 1.200), tras haber pasado por él más de 200 veteranos en España y reducirse el absentismo y las bajas voluntarias.

Share

13-6-2016

Las oficinas madrileñas se van a la periferia en busca de calidad y metros

Durante el primer trimestre del año, casi el 60% de la contratación y más del 50% del número de contratos de alquiler o compra de oficinas para uso propio tuvieron lugar fuera del anillo de la M-30 en Madrid. ¿Por qué? porque hay escasez en calidad y metros. Así lo constata el informe trimestral de la consultora inmobiliaria internacional Savills que ha marcado este cambio de tendencia, algo que no se producía desde 2009.

Durante la crisis inmobiliaria las empresas contrataban espacio de oficinas preferiblemente dentro de la M-30, aprovechando los precios del momento, pero ahora vuelven a irse a la periferia.

El ritmo de contratación de oficinas se mantiene con casi 160 operaciones que suman 125.000 m2 de superficie, lo que supone un incremento interanual del 17% al descartar las dos mega-operaciones del primer trimestre de 2015, KPMG y BNP Paribas, que concentraron el 27% del total de aquel trimestre, según recoge Inmodiario.

Madrid

Sube la superficie media contratada

Savills señala en su informe que la superficie media contratada ha subido ligeramente situándose cerca de los 800m2, un 10% más respecto a 2015.

Ana Zavala, directora de Agencia Oficinas en Savills, indica que “las empresas buscan equilibrio entre localización, precio y calidad. Sin embargo, si hasta ahora la localización inclinaba la balanza, ante la falta de calidad ya no están tan dispuestas a pagar precios más altos solo por la ubicación. Los nuevos modelos de trabajo les permiten mayor flexibilidad a la hora de organizar sus oficinas y toma mucha relevancia el confort de los empleados.”

La tasa de superficie vacía de oficinas ha bajado al 7% y al 4,4% para la zona prime del distrito de negocios, mientras en áreas periféricas la media supera el 12%, aunque las cifras varían mucho según sub-zona, desde un 3% en el Parque Empresarial de Las Rozas a un 9% en zona de Diversia en Alcobendas, un 20% en San Sebastián de los Reyes o un 50% en Rivas.

La antigüedad del parque de oficinas madrileño ha incentivado el inicio de grandes proyectos de rehabilitación y también de oficinas nuevas tanto dentro como fuera de la M-30. Ahora mismo hay más de 400.000 m2 en proyecto con entrada prevista hasta el año 2018, de los cuales solo el 35% está comprometido y se incorporará ocupado por la propiedad o por un inquilino.

El reparto de superficie nueva o renovada respecto a la M-30 es muy equilibrado, 49%-51% dentro y fuera respectivamente. La obra nueva tiene más peso en la periferia mientras que en la ciudad priman las obras de rehabilitación. No obstante, según apunta Inmodiario haciendo referencia al informe de Savills, la superficie que entrará en el mercado en los próximos dos años supone alrededor de un 3% del stock total de oficinas en la capital.

“Por el tamaño de nuestro stock, el nivel de contratación en un mercado saludable se sitúa en 500.000 m2, cifra que se superó por fin el año pasado tras varios años por debajo. La disponibilidad de superficie de calidad en este momento en el centro de la ciudad parece escasa para una capital como Madrid”, comenta Ana Zavala, quien añade que “los propietarios son conscientes de ello y están apostando por actualizar los edificios para proporcionar una oferta futura de gran calidad. Esto es fundamental para la toma de decisiones de grandes corporaciones a la hora de ubicar sus sedes.”

Share

10-5-2016

Claves para tener contraseñas seguras en tu empresa

La información que guardamos en nuestras empresas es confidencial y sensible. Si nos la roban nos afecta a nosotros y a nuestros contactos. Debemos contar con una estrategia global de seguridad que incluya contraseñas seguras de acceso a ordenadores, cuentas bancarias, bases de datos … ESET, la mayor empresa de seguridad informática con sede en la Unión Europea, nos da unos consejos sobre cómo asegurar nuestras contraseñas.

seguridad en empresas

Las contraseñas se memorizan, no se escriben

No es recomendable escribir o enviar por correo o por servicios de mensajería las contraseñas. La única forma de garantizar su seguridad es memorizándolas, o guardarlas en un archivo cifrado al que sólo pueda acceder el usuario.

Pese a que es un consejo bastante obvio, Expansión nos revela que la encuesta de Kaspersky Lab que el 44% de los españoles han compartido su contraseña con otra persona en alguna ocasión. Los holandeses parecen ser los más cuidadosos con las contraseñas, el 38% de ellos admite haber compartido su contraseña con algún conocido. En el caso de los italianos el 46%, los daneses el 47% y mucho menos los franceses (51%).

Utiliza credenciales diferentes para cada aplicación o programa

Si tienes contraseñas diferentes y alguien te roba una contraseña, no podrá acceder a ningún otro servicio.

Crea contraseñas fuertes

Al crear una contraseña es recomendable utilizar al menos 10 caracteres, combinando mayúsculas y minúsculas, números y caracteres especiales.

Siempre que sea posible, la contraseña no debe estar en ningún diccionario o basarse en información personal. Eso sí, acuérdate de tu contraseña, porque según un estudio de Intel, aproximadamente el 37% de internautas olvida una de sus contraseñas una vez a la semana.

Modifica las contraseñas de forma regular

Cambia la contraseña cuando sospeches que has sufrido un incidente que haya comprometido tu contraseña. Crea una nueva con alguna combinación que te permita recordarla fácimente.

El 46% de los españoles confirma cambiar sus contraseñas menos de dos veces al año, en algunos casos nunca, según el estudio de Kaspersky Lab.

Utiliza un segundo factor de autenticación

Para garantizar la seguridad de las cuentas online de la empresa, el mejor consejo es utilizar un segundo factor de autenticación.

La mayoría de portales importantes tienen este sistema. La ventaja es que aunque alguien consiga robarte la contraseña, no le servirá de nada porque necesita pasar el segundo factor de autenticación para acceder a la cuenta. Normalmente este segundo paso se hace a través del ordenador o el móvil, por lo que mientras esté a salvo, tu empresa estará segura.

Share

10-5-2016

Cómo cobrar más al jubilarte si eres autónomo

Durante 2014 los autónomos jubilados cobraron una media de 678, 61 euros al mes. Suma tan sólo el 60% de lo que recibieron los asalariados (1.143,19 euros). Esos 678, 61 euros son incluso más bajos que la prestación media del sistema, 871,01 euros mensuales. ¿Eres autónomo? ¿Y quieres saber cómo cobrar más cuando te jubiles? Sigue leyendo.

autónomo

Por qué los autónomos cobran tan poco cuando se jubilan

La media de cotización de los autónomos es de 999,27 euros, una cifra bastante inferior a la media cotizada por los asalariados (1.703,71 euros). Esto significa que los autónomos pagan menos a la Seguridad Social y, por tanto, generan menos derechos en el futuro.

Mientras los asalariados tienen una base de cotización (pagada por ellos y su empresa) que se fija en función del su salario, los autónomos puedes escoger qué base quieren cotizar, es decir, no tienen su cotización vinculada a lo que ganan.

En el primer trimestre de trimestre de 2015, el 86% de los autónomos estaba cotizando por la base mínima. Esto significa que, independientemente de sus ingresos, es como si cobraran 884,40 euros al mes. El último informe de la Seguridad Social detalla que este porcentaje rebasa el 90% del colectivo cuando la edad es inferior a los 50 años y en el caso de los trabajadores que llevan menos de cinco años dados de alta.

¿Solución? Cotizar más a la Seguridad Social

“Lo idóneo sería cotizar por rentas reales, sin importar la edad que uno tenga”, sugiere César García, secretario institucional de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) a El País. “Todo es directamente proporcional a lo que se cotiza. No se trata sólo de la jubilación, sino también de las demás contingencias, como la enfermedad profesional o el accidente de trabajo”, argumenta.

La solución pasa por cotizar más a la Seguridad Social. Es decir, si se quiere tener una pensión que sume unos 1.500 euros mensuales, el autónomo tendría que cotizar algo más de 400 euros al mes a la Seguridad Social en lugar de los 260 euros de la base mínima.

¿Cuándo se debe aumentar la base de la cotización?

La ley actual establece que la pensión pasará, paulatinamente, a calcularse sobre lo cotizado durante los últimos 25 años trabajados, y ya no sobre los últimos 15, como hasta 2012. Además, la edad exigida para jubilarse subirá desde los 65 años hasta los 67 años en 2027.

Debemos empezar a pensar en la jubilación a partir de los 42 años, aunque también existe la opción de cotizar dos o tres años más más allá de los 67 años.

A partir de los 47 años también empiezan las limitaciones para elegir la base de cotización. El autónomo que tenía esta edad en enero de 2015 y que en diciembre de 2014 estuviera cotizando por una base igual o superior a 1.926,60 euros puede seguir eligiendo entre la base mínima (884,40 euros al mes) y la máxima (3.606 euros al mes).

Los autónomos que, a 1 de enero de 2015, ya habían cumplido los 47 años y estaban cotizando por debajo de los 1.926,60 euros, ya no pueden cotizar por la base mínima de 884.40 euros al mes. Tienen que hacerlo al menos por 953,70 euros. Y también su techo máximo cambia, y se rebaja a los 1.945,80 euros. Es decir, si un trabajador por cuenta propia de 47 años ya cotizaba por encima (entre 1.926,61 y 3.606 euros) puede superar el listón de los 1.945,80 euros.

“La modificación de la base de cotización puede realizarse dos veces al año, tanto al alza como a la baja”, explica Celia Ferrero, vicepresidenta ejecutiva de ATA (Federación Nacional de Trabajadores Autónomos). “El procedimiento consiste en la apertura de dos periodos anuales en los que se puede efectuar la solicitud de modificación, aunque no tendrá efectividad inmediata”, precisa.

El primer periodo va del 1 de enero al 1 de mayo, y se hace efectivo desde el 1 de julio; el segundo va del 1 de mayo hasta el 1 de noviembre y empieza a tener efectividad el 1 de enero del año siguiente. Además, la norma permite la actualización constante de las bases de cotización acorde con el incremento de las bases máximas.

Share

12-4-2016

Un danés gana el doble que tú

Los daneses son los que más ganan de toda la Unión Europea (UE). Y un trabajador medio danés ganó el año pasado más del doble por hora que un trabajador medio español. Así son los datos que maneja la oficina estadística comunitaria, Eurostat. El año pasado se pagó una media de 15,8 euros por hora en España, apenas 10 céntimos más que en 2014. Está ligeramente por debajo de la media comunitaria.

El País señala que la brecha entre España y el resto de la Unión (19 euros) y de la eurozona (21,8 euros) se ensanchó el ejercicio pasado. Dinamarca volvió a liderar el año pasado el ranking de salario medio en la UE con 35,6 euros, seguido a una distancia considerable por Luxemburgo (31,3 euros), Bélgica (28,2), Países Bajos (26) e Irlanda (25,9).

trabajador industria

Los salarios en España suben un 0,2%, diez veces menos que en el conjunto de la UE

El salario y coste de mano de obra en España se mantuvo prácticamente estable el año pasado. La subida fue de solo el 0,2%. Y se amplió la brecha con el resto de Europa: diez veces menos en el conjunto de la Unión Europea y 7,5 menos que en la zona euro.

Cómo estamos por sectores

La industria española registró los costes de mano de obra más altos (23,3 euros por hora), seguida por el sector empresarial (20,9 euros), la construcción (20,6) y el sector servicios (20 euros).

Pero España no está tan mal si se compara con Italia y Chipre. Estos dos países lideraron la devaluación salarial en 2015 para ser más competitivos con sendas caídas del 0,5% y del 1% en el coste de cada trabajador por hora.

Eso sí, en los datos de Eurostat no se incluyen ni al sector primario (agricultura y ganadería) ni a la función pública, por lo que solo contabilizan los sueldos y el coste laboral del sector secundario (industria y construcción) y terciario (servicios).

Share

11-4-2016

¿Eres uno de los que más buscan las empresas?

Si lo sabes todo sobre el mobile marketing, eres consultor inmobiliario de suelo o ingeniero de I+D estás de suerte. Estás entre los 67 perfiles laborales al alza en España según la consultora Hays. Así aparece su Guía del Mercado Laboral 2016 hecha tras analizar 15 sectores y entrevistar a 1.700 empresarios y 8.000 trabajadores.

profesionales

Qué quieren las empresas


Ingenieros


Los puestos de ingeniería, especialmente los relacionados con la automoción, son los perfiles más reclamados. Se buscan directores de planta, directores industriales y jefes de proyecto con dos idiomas.

En el sector eléctrico, Iberdrola tiene previsto incorporar a 320 personas en España este año, la mayoría ingenieros eléctricos, civiles e industriales. Los requisitos para estos puestos: “Una buena formación técnica de base, idiomas, capacidad para trabajar en equipo y disponibilidad para la movilidad internacional”, resumen desde Iberdrola a El País.

Ahora también se pide que el trabajador tenga competencias comerciales y dotes de comunicación, unas habilidades hasta ahora poco demandadas si se trataba de perfiles laborales técnicos. “Cada vez es más frecuente la figura del comercial técnico, un profesional que sabe de lo que está hablando, conoce su producto y puede asesorar al cliente. Un perfil que genera mucha credibilidad y confianza durante el proceso de venta”, destaca Ramón Castresana, director de Recursos Humanos del Grupo Iberdrola.

Redactores de contenidos online

El online copywriter o redactor de contenido online también es un perfil que está siendo demandado cada vez con más frecuencia debido al fuerte empuje de Internet y comercio electrónico.

Asesores Inmobiliarios

El sector inmobiliario parece que está renaciendo de sus cenizas. Según asegura Silvia Damiano, directora de Operaciones de JLL España, a El País “el año 2014 marcó el comienzo de la recuperación, confirmada en 2015 con volúmenes de inversión récord en todos los segmentos”. Fruto de esa recuperación, JLL piensa contratar 100 personas durante 2016, lo que significará incrementar su plantilla en un 25%.

El informe de Hays recoge que precisamente esos nuevos inversores y sus necesidades de crear estructura en España están incentivando las contrataciones. También las posiciones comerciales para inmobiliarias como consecuencia del aumento de la inversión en el área residencial. En contrapartida, los perfiles relacionados con la arquitectura siguen estancados.

Abogados

En los bufetes de abogados ha nacido un nuevo perfil: el compliance officer (responsable de cumplimiento normativo), una figura interna cuya función es velar por que las políticas y procedimientos de las compañías se ajusten a la legislación.

La recuperación del mercado inmobiliario también ha provocado una creciente demanda de abogados especializados en este campo.

Pero ahora a los abogados “ya no se les exige únicamente saber de Derecho, ahora es imprescindible que sean capaces de generar negocio, fidelizar clientes, dirigir equipos y trabajar en modo multitarea y con otras culturas”, explica Juan San Andrés, consultor en productividad, organización y factor humano, a El País. Para este antiguo director de recursos humanos de Gómez-Acebo & Pombo, “la tradicional animadversión de los abogados hacia la tecnología no es aceptable hoy”.

Profesionales de las nuevas tecnologías

Analistas de datos y profesionales de inteligencia de negocio también son muy demandados.

CapGemini tiene previsto contratar a unas 635 personas en España durante 2016. Muchas de ellas serán recién titulados en matemáticas, física, informática o telecomunicación. También graduados en administración de sistemas y aplicaciones informáticas. Además, esta consultora tiene una alta demanda en perfiles especializados en Big Data, transformación digital o la nube de datos.

Share

8-3-2016

Principio del fin de la titulitis

Todo empezó en Silicon Valley (California, EEUU). En la cuna de los gigantes y las start ups de Internet ya no se miran los currículums para contratar. Allí todo es mucho más práctico. El candidato se sienta frente a un ordenador y demuestra lo que sabe. Y la tendencia está llegando a España, aquí las empresas tecnológicas no prestan demasiada atención a la formación académica. Una fiebre contagiosa a otros sectores. Es el principio del fin de la titulitis …

internet

Se evalúa la capacidad de reacción y resolución de problemas reales

“Las entrevistas ya no las hacen los departamentos de recursos humanos, sino técnicos que evalúan la capacidad de reacción y de resolución de problemas reales”, explica Luz Garrido a El País. Ella es responsable del programa Talentum Empleo de Telefónica, en el que participan otras 68 empresas tecnológicas nacionales.

Algunos departamentos de su empresa, como el de I+D o el de Educación Digital, ya siguen esa línea para contratar. “El objetivo es romper con la titulitis y detectar talento”, añade. Es decir, la titulación universitaria ya no es sinónimo de tener lo que necesita el mercado, al menos, respecto a la tecnología.

Según narra El País, a Andrea Güezmes, licenciada en Arquitectura de 28 años, su experiencia en un estudio de Versalles o el máster que cursó en restauración de patrimonio le ha servido de muy poco. Lleva más de doce meses en paro y todas las ofertas de empleo relacionadas con arquitectura requieren conocimientos específicos de desarrollo web.

Hace tres meses su carrera dio un giro. Güezmes fue seleccionada por el programa Empleo Digital de la Fundación Telefónica para participar en un curso de cuatro meses de Liferay, una herramienta para el desarrollo de portales web y la gestión de contenidos en pleno auge dentro de las compañías tecnológicas.

“Ahora la arquitectura es digital. Cada mes lanzan nuevos programas y hay que entender el lenguaje de programación para poder seguir el ritmo. Si no eres autodidacta, las empresas no te contratan”, cuenta Güezmes.

La Fundación Telefónica ha lanzado el programa donde participa Güezmes para ayudar a los desempleados de entre 18 y 35 años a formarse en las especialidades más demandadas por el sector digital. Oferta seis cursos (Java, Ruby on Rails, Php, Liferay, aplicaciones móviles y big data) de cuatro meses de duración, gratuitos e impartidos de forma presencial en Madrid. Hasta ahora han pasado 75 jóvenes por sus aulas. De ellos el 13% tienen un título de Formación Profesional, el 9% Bachillerato y el 5% la ESO. El resto (el 71%) tienen un título universitario.

Jobandtalent, plataforma de búsqueda de empleo, es una de las compañías implicadas en el programa y se ha comprometido a contratar a cinco de los alumnos del curso de lenguaje de programación Ruby on Rails. “Muchos de nuestros trabajadores no terminaron la carrera. Además de la entrevista personal, los candidatos tienen que resolver un problema en 30 minutos y demostrar hasta qué nivel pilotan”, explica Ana Gómez, responsable de recursos humanos de Jobandtalent.

Un déficit de hasta 140.000 expertos en tecnología

Las perspectivas para alguien con conocimientos en tecnología son bastante buenas. Según la Comisión Europea, en 2020, el déficit de expertos en tecnología será de 800.000 personas.

“En España se calcula que podría alcanzar los 140.000″, señala Luis Miguel Olivas, responsable del programa de empleabilidad de la Fundación Telefónica, cuyo plan es formar hasta 5.000 jóvenes al año.

Share

8-3-2016

Por qué debes asegurar tu local

Pedro HernándezNo cabe duda de que el arrendatario de un local de negocio en el que desarrolla su actividad mercantil o profesional, se cuidará de tener aseguradas las contingencias que pueda sufrir esa actividad, daños por incendio, inundación, pérdida de beneficios como consecuencia de lo anterior etc., mediante las oportunas póliza de seguro industrial.

Sin embargo no está de más contemplar la necesidad de contratar seguros o ampliar los existentes de modo que cubran los riesgos derivados de su condición de inquilino, pues es errónea la afirmación: Como el local y sus instalaciones son del casero, él las tendrá aseguradas.

En primer lugar conviene subrayar que un local alquilado no es como un automóvil, no existe seguro obligatorio y en segundo lugar que la póliza del casero puede no cubrir las necesidades del inquilino, que pueden estar contrapuestas.

Algún ejemplo ilustrará las anteriores afirmaciones y puede servir para comprobar si las pólizas contratadas cubren los riesgos que se describen, ya que si no es así, el empresario es el asegurador de esos riesgos:

1.- Incendio en local arrendado que produce la pérdida del edificio (caso real), el inquilino se ve obligado a indemnizar con el valor de los edificios en el momento en que había tenido lugar el incendio, con un límite máximo de 142.074.260 pesetas (853.883,49 euros), conforme a los arts. 1555.2º y 1563 del Código Civil que responsabilizan al arrendatario del deterioro de la cosa salvo que pruebe haberse ocasionado sin culpa suya, por lo que conforme a la doctrina jurisprudencial sobre dichas normas el inquilino tendría en principio que responder de los daños causados por el incendio.

Conviene señalar que para el Tribunal Supremo “el desconocimiento de la causa de un incendio no supone que el mismo se haya producido por caso fortuito”

Un seguro con cobertura de la responsabilidad civil de inquilino, hubiera evitado ese desembolso.

2.- Daños en el local producidos por atasco de la tubería de desagüe. Normalmente será responsable o bien el ocupante del piso de arriba o la Comunidad de Propietarios, si se niegan a pagar, el perjudicado, arrendatario del local, deberá contratar y pagar procurador, abogado y perito para conseguir ser indemnizado de esos daños.
Una póliza asistencia jurídica a inquilino se encargaría de ello.

3.- Incendio producido en nave industrial, como consecuencia del mal estado de la instalación eléctrica que se propaga a otras naves del polígono causando daños en las mismas. (Caso real) Se condena solidariamente al dueño/arrendador, al arrendatario y a sus aseguradoras a pagar los daños y perjuicios ocasionados.

El seguro de incendio normal de una empresa pudiera no cubrir este supuesto de responsabilidad civil de inquilino.

4.- La caída de un rayo produce la pérdida total de la nave industrial alquilada con todas sus instalaciones, enseres y equipamientos. Si el arrendatario no tenía contratado seguro de daños al continente, la nave, puede verse obligado a sufragar los gastos de reconstrucción, ya que la aseguradora no atenderá esa parte del siniestro, aunque luego pueda reclamarlos al dueño en base a que se han producido por caso fortuito, estaríamos en el supuesto nº 2.

Pedro Hernández, abogado
Consultas Legales Online

Share

3-2-2016

Claves para autónomos en 2016

Hay novedades que entraron en vigor a finales del año pasado y principios de éste y que si eres autónomo te interesa mucho conocer. Se trata de actualizaciones anuales de las bases de cotización, la ley para el fomento del empleo autónomo y la reforma fiscal que han producido cambios en la vida del autónomo, desde sus bonificaciones hasta la percepción de la ayuda por desempleo. Aquí te lo contamos todo.

autónomo

1.- Subida en las bases de la cotización

Cada año se actualiza la base máxima y mínima de cotización, y en consecuencia la cuota que los autónomos abonan mensualmente a la Seguridad Social.

En 2016, la base máxima sube de 3.606 a 3.642 euros y la mínima —a la que está acogido casi el 90% de los trabajadores por cuenta propia— se incrementa de 884,40 a 893,10 euros. Si cotizas por la mínima y no gozas de ninguna bonificación, tendrás que pagar unos 266 euros al mes, unos tres euros más que el año pasado, según apunta El País.

2.- Bajada en el IRPF

El Gobierno adelantó de enero a julio la bajada del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). Así, desde el pasado julio la retención ha bajado del 19% al 15% para todos los profesionales —antes era del 19% para rentas superiores a los 15.000 euros—, y del 9% al 7% durante los primeros tres años de actividad.

Además, desde finales de 2014, los trabajadores por cuenta propia que se están beneficiando de la tarifa plana de 50 euros podrán seguir disfrutando de esta reducción también cuando contraten a otro trabajador. Antes se perdía esta bonificación cuando se contrataba a otro profesional.

3.- Compatibilización del paro con el trabajo autónomo

Con la entrada en vigor de la ley de fomento del trabajo autónomo (pasado octubre), los trabajadores que estén cobrando el paro pueden darse de alta como autónomos y seguir percibiendo la ayuda. Antes, esta posibilidad estaba contemplada solo para los menores de 30 años.

La prestación es compatible con el alta durante un máximo de 270 días —nueve meses—. No lo pueden hacer las personas cuyo último trabajo fue por cuenta propia y las que ya usaron esta opción o a la capitalización del paro en los dos últimos años.

4.- Ampliación de la capitalización del desempleo

Los mayores de 30 años también pueden capitalizar el 100% de su prestación por desempleo para emprender una actividad. Se puede hacer desde el pasado octubre, antes los mayores de 30 solo podían capitalizar el 60%.

5.- Cambios en la cuota dependiendo de la edad

A partir de cierta edad empiezan las limitaciones para elegir la base de cotización. Hay que prestar mucha atención a los techos máximo y mínimo fijados cada año.

El autónomo que tenga cumplidos los 47 años y que el pasado diciembre estuviera cotizando por una base igual o superior a 1.945,80 —el año pasado era 1.926,60—, podrá seguir eligiendo entre la base mínima y máxima; pero aquellos que, a 1 de enero de 2016 ya tenían cumplidos los 47 años de edad y estaban cotizando por debajo de los 1.945,80 euros, ya no podrán cotizar por la base mínima, sino tendrán que hacerlo por 963,30 euros —953,70 en 2015—.

Asimismo, su techo máximo será de 1.964 euros, y ya no podrán modificar su base por encima de este importe.

autónoma

6.- Sobre el aplazamiento de deudas con Hacienda

Se puede aplazar o fraccionar las deudas con Hacienda inferiores a los 30.000 euros sin necesidad de presentar garantías. Antes el límite para acogerse a esta medida era de 18.000 euros.

Además, el interés de demora se ha reducido, del 4,37% al 3,75%, según establecen los Presupuestos Generales del Estado.

7.- Ampliación de la suspensión de la ayuda por desempleo

El trabajador que suspenda el cobro de la prestación o subsidio por desempleo por darse de alta como autónomo, puede decidir ‘guardar’ esta ayuda pendiente para volver a percibirla después.

Antes esta suspensión podía durar un máximo de 24 meses, ahora el plazo se ha alargado a cinco años. Sin embargo, aquellos que soliciten reanudar la prestación pasados los primeros dos años, deberán “acreditar que el cese en la actividad por cuenta propia tiene su origen en la concurrencia de motivos económicos, técnicos, productivos u organizativos”, entre otras causas.

8.- Sube el techo máximo para los pluriactivos

Las personas que trabajan como asalariados y autónomos a la vez (es decir, pluriactivos) puede que acaben pagando de más a la Seguridad Social, al cotizar al mismo tiempo por dos regímenes diferentes.

La administración fija, cada año, un tope máximo de cotización, y quien lo supere puede solicitar un reembolso. Este techo, de 12.245,98 euros en 2015, este año está algo por encima: la suma de las dos cotizaciones debe sobrepasar los 12.368,23 euros para poder pedir la devolución en 2017.

9.- Modificación en la tributación por módulos

La reforma fiscal ha recrudecido los requisitos para poderse acoger a la tributación por módulos, un régimen simplificado para profesionales y pequeños empresarios que permite calcular los beneficios de la actividad a través de una serie de variables, y en consecuencia conocer con antelación los impuestos que se tendrán que abonar.

A partir de este año, el techo máximo de ingresos fijado para poder acogerse a este sistema baja a 250.000 euros anuales —en 2018 será de 150.000—, y las compras a 250.000 —150.000 en dos años—.

Se quedan fuera de esta categoría los profesionales de los sectores vinculados con la industria —textil, alimentario, o mecánica— y la construcción, que tendrán que pasar al régimen de estimación directa.

10.- Cambio de tributación de las sociedades civiles

A partir del pasado 1 de enero, las sociedades civiles que desarrollen una actividad económica dejarán de tributar por el IRPF y pasarán a hacerlo por el impuesto de sociedades, que ha pasado del 28% al 25% con carácter general.

Share

3-2-2016

Descubre si cobrarás más por trabajar en año bisiesto

Estamos en año bisiesto. Es decir, tenemos un día más. Y ese día más, el 29 de febrero, cae lunes. ¿Nos lo pagarán? No se puede decir ni SÍ ni NO. Dependerá de tu tipo de contrato y del convenio por el que se rija tu empresa y sector. Aquí desenredados la madeja.

29 febrero

Qué dice el Convenio Colectivo

Lo primero que debes mirar para saber si cobrarás ese día extra es tu convenio colectivo, si lo tienes. Si no lo tienes entonces debes mirar tu contrato y Estatuto de los Trabajadores.

En el convenio colectivo aparecerá cómo se establece al jornada laboral (anual, semanal o mensual) y su sistema de retribución (diario, semanal o mensual). Eso sí, la conocida como ‘autonomía de las partes’ en la negociación colectiva (empresarios y trabajadores) hace que pueda haber muchos supuestos, según apunta El País en un artículo que analiza esta cuestión sobre la paga del día extra en los años bisiestos.

Si tu jornada es anual


Si el convenio colectivo fija anualmente una jornada de trabajo medida en horas (1.758,6 horas de media pactada en 2015), da igual cuál sea el sistema de retribución. El empleado debe trabajar el número de horas fijadas anualmente y toda hora que haga de más será una hora extraordinaria.

Así que si este año te pasas de las horas estipuladas porque hay un día más, las cobrarás. O puede que te den un día más libre para no pagarte las horas extraordinarias.

Si tu jornada es semanal


Si tu convenio fija el tiempo trabajado en horas a la semana y el sistema de cobro es mensual, da igual si febrero tiene 28 ó 29 días, el sueldo será el mismo. Excepto si hay un pacto entre el empresario y el comité de empresa contemple algún tipo de complemento salarial por cada día de asistencia al trabajo. Entonces el sueldo base será el mismo, pero ese complemento reflejará el día adicional.

Si tu jornada es por días


Si te pagan por días, como sucede con quienes cobra el salario mínimo interprofesional, si el mes tiene un día más o menos, se refleja en la nómina. Es decir, en un febrero de un año bisiesto (29 días), el empleado cobra más que en un febrero normal (28 días).

Share

Página 1 de 1612345678910...Ultima »